Una válvula de oxígeno líquido de un sanatorio ubicado en el centro de Tucumán que se rompió generó una nube blanca en las calles cercanas, lo que sorprendió a los vecinos e impidió la visibilidad para la circulación vehicular.

El incidente, que se produjo en la calle Laprida al 500, generó confusión entre los vecinos que transitaban por la zona, quienes atinaron a subir fotos de la nube blanca a sus redes sociales.

Pocos minutos después del suceso el personal del sanatorio explicó que se trataba de una válvula de oxígeno que se había roto provocando la fuga, y el desperfecto fue rápidamente solucionado.

Esta situación también generó que los conductores de vehículos debieron tomar otro camino a causa de la escasa visibilidad reinante.