La Universidad Nacional del Nordeste (Unne) resolvió esta mañana que retomará el dictado de clases presenciales. Se estableció además que cada facultad debe definir la modalidad, confirmaron a ellitoral.com.ar fuentes oficiales de la casa de estudios.

Las autoridades de la Unne acordaron volver a la presencialidad de manera progresiva. Las carreras definirán cómo hacerlo y en que plazos.

Desde el lunes, la Facultad de Medicina ya había iniciado reuniones con la Secretaría Académica y el área de Pedagogía para comenzar un vuelta paulatina a las clases presenciales, informaron fuentes oficiales.

El decano de la facultad, Gerardo Omar Larroza, adelantó que iniciaron conversaciones para el regreso a las clases presenciales. Lo hizo recientemente en el marco de la primera reunión del Consejo Directivo luego del receso de invierno.

Dada la exitosa experiencia en la modalidad virtual para el dictado de clases, exámenes y actividades administrativas en tiempos de pandemia por el covid-19, la facultad planifica el regreso a una presencialidad cuidada.

Autoridades y docentes de las carreras de Licenciatura en Kinesiología y Fisiatría, Licenciatura en Enfermería y Medicina, se encuentran analizando esta nueva modalidad con “espacios de aprendizaje híbridos”, que se visualiza con la vuelta escalonada a las clases presenciales con grupos reducidos en las sedes de la institución y con transmisión remota en simultáneo al resto de los estudiantes.

Se trabaja en el modelo pedagógico a desarrollar, en los protocolos a adecuar y teniendo en cuenta que los procesos de enseñanza y de aprendizaje ya no serán los mismos que antes de la pandemia.

Con respecto a lo anterior y para ofrecer más comodidades a los estudiantes, profesores y personal de gestión, es importante agregar que además, la facultad está concretando una serie de arreglos de infraestructura edilicia e instalaciones tecnológicas en las sedes de Moreno y de Sargento Cabral.

Asimismo, se dará continuidad al trabajo con el actual protocolo sanitario dentro de la institución, para que el personal pueda cumplir con sus tareas y que los estudiantes de los últimos años puedan alcanzar sus prácticas presenciales esenciales a través de grupos reducidos de no más de 8 estudiantes con un docente que los guía, desarrollados entre pares y en el Gabinete de Simulación Clínica, en un primer momento y en centros de salud asistenciales, en una segunda instancia