El fiscal Eduardo Taiano amplió hoy la lista de imputados en la investigación judicial del caso denominado como Vacunatorio VIP. Taiano, luego de que la jueza acumulara más denuncias al expediente delimitó el objeto procesal de la causa y sumó dos imputados a los dos que cuando abrió la investigación: el ex ministro Ginés González García y su ex secretario privado Lisandro Bonelli.

Los dos nuevos imputados en el caso en el que se investiga la aplicación de vacunas contra el coronavirus sin respetar el orden establecido por las autoridades sanitarias, son Alejandro Collia y Marcelo Guillé. Guillé trabajaba como secretario privado de González García en tanto Collia ocupa el cargo de subsecretario subsecretario de Gestión de Servicios e Institutos del Ministerio de Salud de la Nación.

Trascendió que familiares de Collia rechazaron cualquier vinculación del funcionario de Salud relacionada con los hechos denominados como “Vacunatorio VIP” debido a que desde hace dos meses enfrenta un grave cuadro clínico derivado del coronavirus que le impidió ejercer sus funciones.

Debido a la suma de más denuncias a las que dieron origen al caso, el fiscal circunscribió el objeto de la investigación. En el dictamen al que accedió Infobae, Taiano señaló que el caso se circunscribirá “a las vacunaciones irregulares llevadas a cabo con dosis de Sputnik V, asignadas al Hospital Nacional Posadas. En ese sentido, personas que no cumplían con los criterios de prioridad epidemiológicos y el esquema de etapas previamente establecidos, y/o en los formularios pertinentes consignaron una categoría falsa de trabajadores sanitarios, habrían sido inmunizados en la institución médica referida, el Ministerio de Salud de la Nación y domicilios particulares. Asimismo, dichas inmunizaciones se habrían efectuado en virtud de las órdenes impartidas por el exministro Ginés González García y ejecutadas por los funcionarios Lisandro Emilio Bonelli, Alejandro Federico Collia y Marcelo Ariel Guillé”.

Cuando comenzó el caso Capuchetti acumuló en un solo expediente todas las denuncias que habían sido derivadas por sorteo a los dos juzgados que tiene a cargo. Luego sumó las denuncias que habían recaído en los juzgados 4 y 8. A raíz de esas nuevas denuncias agregadas al expediente, Taiano amplió la lista de imputados y determinó el objeto de la investigación.

En la causa se recibieron las declaraciones testimoniales de Alberto Alejandro Maceira, director del Hospital Nacional Posadas, María Elena Borda, jefa del servicio de medicina preventiva, Lucrecia Silvia Raffo, directora general de asistencia médica y Graciela Beatriz Torales, coordinadora de atención de pacientes del hospital. Todos admitieron la existencia del Vacunatorio VIP, el viaje hasta el ministerio de Salud para vacunar a, entre otros, el periodista Horacio Verbitsky y el haber recibido llamados desde el círculo de colaboradores de González García para vacunar a gente que no tenía prioridad.

El fiscal pidió que la jueza cruce los llamados telefónicos de los imputados e informe las llamadas entrantes y salientes producidas entre el 1 y el 19 de febrero pasado. El fiscal también solicitó las imágenes de las cámaras de seguridad del Posadas.

En el último de los pedidos que realizó Taiano, fue la declaración testimonial de la ensayista Beatriz Sarlo. La ensayista había admitido por televisión que le “ofrecieron la vacuna bajo la mesa y dije: ‘Jamás, prefiero morirme ahogada de COVID’”. A raíz de aquellas declaraciones Taiano pidió que Capuchetti cite a la intelectual para que indique “cuándo, por qué medio y quién la habría contactado, y si tomó conocimiento de otros casos similares”. Los testigos tiene obligación de decir la verdad en una declaración.