Valve sigue desgranando en IGN su plan de presente y futuro Steam Deck. En esta ocasión diferentes miembros de la compañía han hablado sobre la posibilidad de trabajar en nuevas generaciones del dispositivo, la idea que otros fabricantes se unan a la causa diseñando y poniendo a la venta su propia versión de Steam Deck y de cómo la experiencia con Steam Machines ayudó a dar vida a esta iniciativa.

El desarrollador Pierre-Loup Griffais afirma que Steam Deck está preparada para el futuro y sostiene que todos los juegos que han salido este año los han probado y han funcionado sin problemas. El objetivo de Valve es que cualquier título disponible se ejecute en el portátil a 800p (la resolución del panel) y como mínimo 30 FPS. Según Griffais, el buen rendimiento de Steam Deck se debe en gran parte al uso de una APU con gráficos RDNA 2 personalizada por AMD y al empleo de la nueva memoria LPDDR5.

Además, Steam Deck tiene soporte para la tecnología AMD FidelityFX Super Resolution (FSR) que Valve ya ha probado en Dota 2 y es técnicamente capaz de ejecutar juegos con trazado de rayos. Pero, ¿y si en el futuro la gente quiere más?

Greg Coomer, diseñador de Steam Deck, afirma que en Valve consideran que están ante una nueva categoría de hardware y si los clientes coinciden con ellos en que esto es una buena idea su intención es seguir con la iniciativa y trabajar en nuevas generaciones. Desde Valve también se espera que otros fabricantes quieran participar de este nuevo espacio con su propia versión de Steam Deck. Coomer recuerda que SteamOS 3, una versión optimizada para Steam Deck, es gratuito y abierto a cualquier interesado.

Siempre que Valve habla de hardware se le recuerda el fiasco de las Steam Machines. La compañía reconoce que esa iniciativa no salió bien, pero en lugar de ver un fracaso el diseñador Greg Coomer se lo toma como un proceso de aprendizaje, una experiencia que ha permitido que Steam Deck exista. La caída de las Steam Machines se debió en gran parte a la falta de juegos con soporte para Linux, sistema en el que se basa SteamOS, algo que llevó a Valve hasta Proton, una herramienta que hoy permite jugar a miles de títulos de Windows en Linux.

Las primeras unidades de Steam Deck se empezarán a entregar en diciembre de 2021, pero quien reserve hoy el dispositivo deberá esperar hasta después del segundo trimestre de 2022.