Los mensajes temporales, que se borran de manera automática tras determinado tiempo, ya están disponibles para todas las conversaciones en WhatsApp. La activación de esta característica hace que todo lo que se comparta en un chat desaparezca al cabo de siete días.

La novedad es que la plataforma de mensajería está trabajando en una función que, al activarla, haga que todos los chats nuevos sean, por defecto, temporales.

De esta forma, y según afirman desde WABetaInfo, los mensajes serán más privados: habrá que deshabilitar esta característica para guardar las conversaciones, y no al revés. Además, al iniciar una conversación, la plataforma informará que se está usando el “modo temporal para todos los chats nuevos”. “Los mensajes en este chat desaparecerán para todos 7 días después de ser enviados. Click acá para conocer más”, informa la captura de los expertos en filtraciones de la app de Facebook.

El aviso que tendrán los chats si se usa el “modo temporal”. (Foto: WABetaInfo).

En relación con los contenidos que desaparecen, también habrá otra función, “ver una vez”, que eliminará de forma automática las fotografías y videos cuando el receptor los haya visto, aunque se mantendrá la posibilidad de hacer capturas de pantalla.

Tanto el modo de mensajes temporales como la función “ver una vez” llegarán pronto a los participantes de la beta de WhatsApp. La compañía espera que estas novedades hagan los mensajes de WhatsApp “más privados y seguros”.

Alerta de estafa en WhatsApp

WhatsApp es una de las aplicaciones móviles más populares, y por eso también es la preferida de los hackers y piratas informáticos para atacar a sus posibles víctimas. El último fraude es bastante sencillo, ya que se trata de un simple mensaje que busca a un usuario incauto para solicitarle un dato fundamental: el código de verificación de la línea.

El ataque no es novedoso, pero está siendo renovado. Se apoya en una técnica muy habitual en este terreno: la suplantación de identidad.

En este caso los atacantes simulan un contacto desde el servicio técnico y hacen llegar al celular de las posibles víctimas un mensaje señalando que alguien registró una cuenta con el mismo número de teléfono, y que por eso solicitan el envío del código de verificación para, supuestamente, determinar si el inicio de sesión fue legítimo.

Con este mecánica, los delincuentes digitales hacen el intento de ingresar el número de teléfono del usuario en WhatsApp y por eso mismo ocurre lo que ellos advirtieron: el mensajero registra un intento de acceso. Entonces, la compañía envía automáticamente la clave y la víctima la reenvía. Con ese acceso, los piratas informáticos pueden acceder a toda la información del usuario, desde sus contactos hasta las conversaciones.

En estos casos, la recomendación es la habitual: estar al tanto de que WhatsApp no pedirá por esos medios el envío de un código, que solamente se solicita al instalar la aplicación en un nuevo dispositivo, sin que sea necesario compartirlo ni ingresarlo en otros espacios más allá de la propia aplicación.