Igual que otras plataformas en línea, YouTube se enfrenta al desafío de combatir la divulgación de desinformación especialmente durante la pandemia de coronavirus. En este marco, los responsables del portal de videos propiedad de Google publicaron un informe en el que detallan sus esfuerzos para frenar las fake news sobre el Covid-19.

El dato relevante del reporte: eliminaron 1 millón de videos con información errónea y/o peligrosa sobre el coronavirus desde el inicio de la pandemia, en febrero de 2020.

“De lo marginal a lo general”

Neal Mahon, director de producto en YouTube, señaló que “la desinformación se ha movido de lo marginal a lo general”. El representante del portal de videos añadió al respecto que las fake news “ahora se extienden a todas las facetas de la sociedad, a veces arrasando a las comunidades con una velocidad vertiginosa”.

Amén de esas consideraciones y advertencias, Mahon dijo que ese contenido representa un pequeño porcentaje del material en YouTube. En ese sentido comentó que cerca del 16%-18% de las vistas totales corresponden a videos que violan las políticas de la plataforma. Por otra parte, explicó que eliminan 10 millones de videos cada trimestre y que la mayor parte de ese material no llega a tener diez visitas.

“Derribar a la desinformación es uno de nuestros desafíos más profundos y requiere un acercamiento holístico”, dijo Mohan.

El representante de YouTube añadió que eliminar las fake news es solamente una de las patas de sus acciones en contra de ese contenido, y señaló que también trabajan para “aumentar la información de fuentes confiables y reducir la difusión de videos con información dañina”.

Desinformación sobre el Covid-19 en Facebook y Twitter

Tal como señalamos, el desafío de frenar la divulgación de noticias falsas y/o engañosas relacionadas a la crisis sanitaria no es exclusivo de YouTube. Otras redes sociales de renombre también se enfrentan al mismo reto. Por su alcance, Facebook y Twitter son casos emblemáticos.

Hace algunas jornadas Facebook publicó un informe en el que detalla una serie de acciones que ha emprendido para frenar las fake news relacionadas al coronavirus. Los datos más relevantes: eliminó más de 20 millones de publicaciones desde el inicio de la pandemia y prohibió aproximadamente 3.000 cuentas, páginas y grupos por violar repetidamente las reglas relativas a desinformar sobre esta crisis sanitaria.

Además informaron que más de 190 millones de posteos fueron etiquetados con advertencias. El reporte abarca el período que va desde el inicio de la pandemia en 2020 hasta junio del año en curso.

Por su parte, Twitter anunció recientemente un nuevo experimento para poner coto a la desinformación sobre el Covid-19. Se trata de una función que involucra a los usuarios al permitir que reporten tuits potencialmente engañosos. Cabe notar que es una prueba limitada, puesto que la opción inicia su despliegue entre un grupo selecto de usuarios en Estados Unidos, Australia y Corea del Sur. Pero más allá del carácter experimental de esta novedad, se trata de un paso importante para Twitter que hasta ahora ha ofrecido herramientas limitadas para reportar información errónea.

Por lo demás, hace algunas jornadas la empresa que dirige Jack Dorsey anunció una sociedad con dos de las principales agencias de noticias en el mundo, Reuters y The Associated Press. Con estas colaboraciones el equipo de curación de Twitter procura añadir más contexto a la información y tendencias, dar más visibilidad a anuncios de interés público y agregar etiquetas para el contenido, entre otras acciones.