A cuatro días de las primarias y con la imagen de Alberto Fernández en caída por el Olivos-Gate y otros traspiés de la gestión, un gobernador del oficialismo salió a despegarse del presidente y cuestionó a la gestión nacional por el desorden fiscal y el cepo a las exportaciones de carne.

Se trata del santiagueño Gerardo Zamora, un aliado clave de Alberto desde el primer día pero que mantiene cierta independencia de la Casa Rosada gracias al control político total de su provincia. Un dato no menor es que Zamora se juega en las elecciones de noviembre la reelección como gobernador y parece buscar despegarse del lastre de la gestión nacional.

 

“El país necesita un ajuste, no hay país que pueda funcionar bien con déficit fiscal porque el déficit fiscal te lleva los recursos; al déficit podés cubrirlo con emisión y vas a tener inflación y más déficit fiscal”, afirmó Zamora sobre la situación de las cuentas públicas nacionales.

El gobernador también cuestionó el modelo de endeudamiento del macrismo y opinó sobre cuál cree que es el camino que debería seguir Alberto. “Nadie se anima a decir que hay que ajustar las cuentas fiscales, pero yo considero eso, sino no tenemos futuro. Es mi opinión, es lo que hacemos acá, fue lo que hice cuando fui intendente, lo que hace cualquier economía familiar o empresarial: gastar en las posibilidades de lo que se ingresa”, dijo en una entrevista con Canal 7 replicada por el diario El Liberal.

Hay que acomodar las cuentas fiscales. Y eso se hace bajando gastos o subiendo impuestos, y subir impuestos es una locura, entonces hay que bajar el gasto público.

“Hay que acomodar las cuentas fiscales. Y eso se hace bajando gastos o subiendo impuestos, y subir impuestos es una locura, entonces hay que bajar el gasto público”, planteó Zamora. “Son decisiones económicas importantes que hay que tomar y no es gratis, no es fácil, decirlo es fácil, pero hacerlo en un país como la Argentina, es complicado”, admitió.

Zamora también se diferenció del gobierno nacional respecto del cepo a las exportaciones de carne, un tema que ya había generado roces con otros gobernadores oficialistas como Omar Perotti.

“Tenemos que buscar políticas ganaderas para exportar más, para que entren divisas. Hay 10 provincias que estamos discutiendo este tema. Terminan en medidas para las metrópolis, es lo que nos enoja a los del interior”, se quejó el santiagueño. “Esta medida tiene muchas explicaciones y son entendibles, pero estamos trabajando fuertemente y algunas cosas se han modificado, aunque la visión del Gobierno no la comparta”, completó.